DESCUENTO DE 15% EN TODA LA WEB - CUPÓN: YOMEQUEDOENCASA (+info)

Buscar
Mi carrito0,00 €
 

Product was successfully added to your shopping cart.

TU COLCHÓN TE HABLA.... ¡ESCÚCHALE!

¿No sabes si tienes que cambiar el colchón? ¡Escúchale!

Sí sí, tu colchón te habla... ¿No le entiendes? Te enseñamos a interpretarlo:

1- Si te levantas con dolor de espalda, de cuello, de cervicales,... el mensaje es claro: tu colchón ya no tiene la propiedades óptimas que tenía cuando era nuevo. Puede que los muelles se hayan dado de sí, que el látex haya perdido su elasticidad o que la espuma ya no recupere como cuando era nueva. Sea como sea, si tu descanso ya no es reparador, ¡ha llegado el momento de renovarlo!

2- Si te despiertas con la nariz tapada, ojos llorosos, estornudos:  es muy probable que tengas alergia a los ácaros. Los ácaros son unos insectos de tamaño microscópico que se alimentan del polvo que procede de la humedad. Si hay polvo, hay ácaros del polvo.

Para combatirlos te proponemos 3 opciones:

  • Dormir con un sobrecolchón o topper. Un estudio de científicos alemanes en personas que dormían sobre cubrecolchones, concluyeron que estos reducían en un 43% los síntomas de alergia frente a otros que no lo hacían.
  • La funda del colchón es clave. Casi nunca le prestamos mucha atención pero es muy importante que tu colchón sea desenfundable, así podrás sacarla y lavarla. También es interesante que lleve tratamiento antiácaros para evitar así la proliferación de los mismos.
  • Lava la ropa de cama, al menos, una vez a la semana para asegurarte la eliminación de dichos alérgenos.

 

3- Si tienes problemas en la piel:  es posible que un aumento de hormonas asociado al estrés que provoca el no dormir correctamente, te pueda provocar flacidez, pérdida de firmeza y elasticidad en la piel, arrugas, piel opaca y eczemas etc... Un estudio en el Journal of Chiropractic Medicine demostraba que cambiando el colchón cada 9,5 años favorecía el descanso y mejoraba el sueño y por tanto, la calidad de la piel.

 

4- Si vas todo el día medio atontado y durmiéndote por los rincones, aún habiendo descansando tus 8 horas: es muy posible que tengas una "respiración desordenada durante el sueño” (apnea del sueño, asma nocturno,...) provocado por la presencia de moho o bacterias. Por ello, es importante que duermas sobre una funda con tratamiento libre de alérgenos que se pueda lavar y cambiar. Por lo que, si tu colchón no es desenfundable, te recomendamos ponerle una funda apropiada para asegurar una buena calidad de respiración durante tus horas de descanso.

 

 

 

5- Si tardas mucho en dormirte: es muy posible que tu colchón sea demasiado firme. Es lo que los especialistas del sueño llaman "latencia en el inicio del sueño" (el tiempo que transcurre desde que una persona se acuesta hasta que se duerme). Un estudio realizado en 2015 por Sleep Science, concluyó que en un grupo de personas de mayores, cuando se cambiaba de un colchón de firmeza elevada a otro de firmeza media, el tiempo que tardaban en caer dormidos disminuyó de una media de 67 minutos a tan solo 21!

Así que ya sabes, tu colchón te habla, ¡solo tienes que entenderlo! Si estás buscando un colchón de espuma a medida, consulta nuetro catálogo online.

 

 

Deja un comentario