DESCUENTO DE 15% EN TODA LA WEB - CUPÓN: YOMEQUEDOENCASA (+info)

Buscar
Mi carrito0,00 €
 

Product was successfully added to your shopping cart.

El puff infantil: un multiusos imprescindible

La palabra puff proviene de una onomatopeya ‘Puf’ es el sonido que hace este tipo de asiento cuando dejamos caer nuestro peso en él. Hay quien señala que su diseño se inspira en los asientos bajos y sin respaldo que se usan habitualmente en el Norte de África. Otros, aseguran que se inspira en el escabel, ese pequeño taburete que suele estar forrado de terciopelo en la parte superior y que se usa en Occidente desde tiempo inmemorial. En todos los casos, lo más relevante y sorprendente es la cantidad de usos que puede dársele a este mueble. Quizás sea esta versatilidad la cuestión central que convierte al puff en un elemento esencial en la casa. Hoy, en concreto, te explicamos por qué el puff infantil no puede faltar en tu hogar.

El puff infantil da mucho juego

Un elemento decorativo, un mueble, un juego… El puff infantil abre todo un mundo de posibilidades en la habitación de tus peques. Cuando se necesita un asiento adicional para los compis de juegos, el puff ofrece una solución sencilla de muy fácil almacenaje. Su formato bajo y plano permite guardarlo de manera sencilla bajo una mesa o escritorio. Algunos puffs infantiles, además, se complementan fácilmente con otros pufs o mobiliario. De esa forma, se pueden usar casi como un juego de bloques para divertirse apilando y creando todo tipo de construcciones.

Puff infantil Un puff infantil en forma de triangular, para usar solo o con otros.

Formas, colores y combinaciones

Redondos, cuadrados, triangulares…Un puff infantil puede tener todo tipo de formas, colores y texturas. Juega con ellas y con la decoración del resto de la habitación para darle un toque sorprendente y divertido. El puff es en sí mismo un elemento desenfadado que invita al juego y al atrevimiento estético. Puedes combinarlo con las cortinas, los edredones o integrarlo como un juguete más y sorprender con sus formas y tonalidades.

Calidad y garantías

Recuerda siempre que cuando hablamos de cualquier elemento con el que van a interaccionar tus peques, debes asegurarte de que cumpla todas las garantías de calidad y seguridad. Elige un puff infantil de una marca solvente y que certifique ofrecer materiales no tóxicos, lavables y con los sellos de calidad y seguridad aplicables por la Unión Europea. Cerciórate también de que tanto el tamaño como el peso son adecuados para que tus peques jueguen con el puff infantil sin riesgos de tener percances.

Teniendo en cuenta todos estos consejos y posibilidades, ¿te animas a hacerte con un puff infantil? Si es así, te invitamos a visitar nuestro catálogo y tienda online para descubrir algunas opciones interesantes.

Deja un comentario