Buscar
Mi carrito0,00 €
 

Product was successfully added to your shopping cart.

¿Cómo hacer una buena cama para perros?

Seguro que has escuchado alguna vez aquella cita atribuida a Lord Byron que afirma: “cuanto más conozco a los hombres, más quiero a mi perro”. Y es que, sin lugar a dudas, las mascotas nos regalan cariño de forma constante e incondicional y se convierten en centro de atención en las casas. Así que asegurarnos de su bienestar es una manera de devolverles todo ese amor y compañía que nos ofrecen.

cama para perrosHoy te proponemos cuidar de tu mascota y divertirte renovándole la cama. Así que, prepárate para saber cómo hacer una buena cama para perros o gatos de forma fácil y económica.

Una cama para perros: reciclar es una posibilidad

Un suéter anticuado, un viejo cajón, un palet o un pneumático...en definitiva, casi cualquier elemento que estés a punto de desechar puede convertirse en la base para construir una cama para perros o gatos. Solo necesitas algo de tiempo, espuma de relleno para que sea cómoda…y tu imaginación. Pero si prefieres una cama para perros ya lista para usar y sin tener que dedicarle tiempo, existen distintos tipos disponibles en el mercado. Sencillas o más completas: puedes elegir la que más se adecúe a tu estilo y el de tu mascota.

Cama para perros Una cama para perros debe ser cómoda y de tamaño adecuado.

La forma ideal de una cama para perros

Es importante antes de elegir la cama para tu perro o gato, que observes cómo suele dormir. Si se enrosca sobre sí mismo, una cama redonda será perfecta. Por supuesto, tienes que ajustar la medida de la cama a la de tu mascota y para ello elegir los materiales que se adapten de mejor manera. Sobre todo, es importante que ninguna parte del cuerpo del animal sobresalga de la cama para que esté bien cómodo y quiera dormir en ella.

Un pneumático customizado como más te guste, con un cojín o colchoncito en su interior, puede ser una cama para perros o gatos la mar de bonita. Perfecta para aquellas mascotas de tamaño pequeño o medio. En el mismo estilo, aprovecha un suéter que ya no uses y rellénalo con espuma. Cose las mangas de manera que queden como si abrazaran el cuerpo del jersey una vez esté todo él relleno de espuma y…¡voilà! Ya tienes una estupenda cama cómoda y práctica para tu perro o gato.

Cama para perros Sencilla, completa, nueva o reciclada: elige tu cama para perros favorita.

Firmeza y protección

La espuma de relleno que utilices para hacer la cama de tu perro o gato debe tener la suficiente firmeza y una textura cómoda. Algunos animales se sienten más protegidos si cubres la cama de forma que no se les vea cuando estén en ella. Así, pueden sentirse más refugiados en ella, como si más que una cama fuera una pequeña caseta. Puedes aprovechar la estructura de una mesita que no uses como base para este tipo de cama para tu perro o gato. También puedes usar algún mueble o armarito al que solo quitándole la puerta y añadiéndole un cojín, podrás convertir en una cama-refugio perfecta. Los muebles viejos sirven así de pequeña casita en la que tu perro o gato se sentirá más protegido, sobre todo si son un poco miedosos.

Un cajón grande o un palet también pueden ser una estupenda base sobre la que construir una cama para perros de mayor tamaño. Recuerda siempre que el tamaño debe ser al menos igual que el de la mascota estirada, para que esta se sienta a gusto y quiera usarla siempre.

Sea como sea, si quieres conocer más opciones para hacerte con una cama para perros o gatos estupenda, te invitamos a visitar nuestro catálogo y tienda online.